El mobiliario. Reflexión y azar